Cultura escolar y cultura profesional: los dilemas del cambio.

El mundo ha ido cambiando y transformándose continuamente, los intereses de ayer no son los mismos de hoy por lo que nuestra sociedad esta atada a estas transformaciones que nos afectan a todos de alguna manera más allá de la clase social , cultura, religión u origen. Estos cambios influyen en nuestra forma de vida; nuestra manera de comunicarnos y de aprender. Junto con esto también cambian nuestros conceptos de aprendizaje, enseñanza , educación y el significado de escuela. La información que antes podíamos encontrar exclusivamente en la escuela, hoy con las nuevas tecnologías y los medios de comunicación la tenemos disponible al instante y al alcance de todos. Por lo que la concepción de lo que se debía enseñar , la clase de información que se debía entregar hoy en día en los centros educativos debe adquirir nuevos matices y adaptarse a las nuevas exigencias de una sociedad donde lo que antes era útil hoy ya no parece ser necesario. Este es el motivo por el cual el sistema educativo está en permanente conflicto ya que se ha ido estancando en patrones tradicionales que la aíslan de la realidad. Esto produce como consecuencia que la escuela sea vista como una institución que ya no entrega contenidos válidos y necesarios para que la población se desenvuelva y enfrenten la realidad que los rodea. Pero, ¿cómo lograr una verdadera transformación en la cultura de la escuela? Un principal paso sería lograr la autonomía de la institución, tener la capacidad de tomar sus propias decisiones sin estar bajo la supervisión y presión de entes externos a ella. Más bien los principales constructores de cambio al tomar las decisiones debieran ser los profesores, ellos son los que están inmersos diariamente en el corazón mismo de la sociedad, pero generalmente son personas ajenas al aula quienes deciden que es lo que se debe enseñar y como hacerlo .Finalmente los maestros terminan aceptando sin cuestionamiento los currículas ya establecidos. A lo que debiera enfocarse este currículo es a la educación comprensiva , significativa y reflexiva en cuanto a las necesidades reales de la sociedad . Para esto debe adoptar una visión amplia una mentalidad abierta donde todos los miembros que componen la institución sean participes activos de los cambios .
La identidad profesional de los docente es muy importante en este proceso ya que si no se tiene una claridad de lo que es ser profesional o que los identifica será muy difícil cumplir el rol dentro del sistema en el que se encuentra. Diremos , entonces, que los docentes deben reflexionar acerca de cuales son sus funciones dentro de la escuela, hacia donde apunta su objetivo tomando en cuenta las prioridades de sus alumnos . para esto deben estar comprometidos un cien por ciento con el cambio social, formando parte del equipo siendo líder aprendiendo de si experiencia diaria dentro y fuera del aula , tener conciencia de la importancia de sus acciones de cómo estas influirán y cambiarán el destino de toda la sociedad .

M. Julio