De acuerdo al la información analizada, podemos notar que el liderazgo no significa necesariamente demostrar que la persona tiene autoridad sobre la otra.
Es interesante destacar que, a pesar de la importancia que se le da a ser lider, esto conlleva una responsabilidad. Porque esto implica, de hecho es imprescindible que el líder educativo posea el entendimiento, el conocimiento, la visión, los hábitos de pensamiento y acción, la disposición de indagar, cuestionar y problematizar, la inclinación a tomar riesgos y a experimentar y evaluar consecuencias, las habilidades para crear espacios y prácticas que sean cuidadosas, dedicadas, respetables y respetuosas, confiables, estimulantes, preocupadas, y que contribuyan a desarrollar comunidades de aprendizaje donde se avancen la democracia, la equidad, la diversidad y la justicia social. Como futuros docentes, debemos ver esto como una necesidad primordial dentro de nuestra formación. Porque? Porque el ejercicio del liderazgo guarda una estrecha relación con su aceptación por parte de los integrantes de un grupo, y esa aceptación la lograremos no sólo porque el titulo de “profesores”, sino además debemos ganarnos esa concepción, al demostrarles que contamos con un conjunto de capacidades reconocidas por los alumnos. En la medida que el líder despliege sus capacidades, de manera acorde a las expectativas del grupo, se mueve el grado de reconocimiento por parte de sus integrantes.

www.utdt.edu/eduforum

Mitzi Santander Bustamante
Pedagogía en Inglés